El terrorismo es un fenómeno delictivo el cual tiene sus motivaciones principalmente en aspectos Religiosos, Políticos, Sociales y Económicos, y es una actividad tan antigua como la misma humanidad.

Sin embargo, el terrorismo tomó especial atención por parte de la ciudadanía y gobiernos a partir de los atentados del 11 de septiembre de 2001 perpetrados en contra de objetivos icónicos de los Estados Unidos de América. Secuestraron 4 aviones comerciales americanos llenos de combustible con destinos a la costa oeste. De los cuales dos fueron estrellados contra las Torres Gemelas. “Los ataques fueron orquestados por el líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden”. (CNN, 2016)

El Terrorismo es una problemática a nivel mundial con presencia en el Medio Oriente con Al-Qaeda; en Europa con la Euskadi Ta Askatasuna, mejor conocida como la ETA de España; en África con Al-Yihad de Egipto; en Asia con el Hezbola del Líbano; y en América con el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional de Colombia y Sendero Luminoso de Perú.

Sin embargo, México no está exento de dicho fenómeno muy a pesar de las múltiples negativas del gobierno mexicano de negar la existencia del terrorismo en nuestro país. Solo hay que recordar el 15 de septiembre del 2008 en Morelia Michoacán cuando durante la celebración de las fiestas patrias explotaron granadas de fragmentación, dejando un saldo de 8 personas muertas y 106 lesionadas. Los agresores fueron miembros del Cartel de los Zetas y el ataque fue dirigido hacia la población civil.

El 15 de julio del 2010 en Ciudad Juárez, Chihuahua explotó un coche bomba hiriendo a un policía federal, un rescatista y un civil, siendo perpetrado en represalia por la detención de, el “35”, líder de la línea del Cartel de Juárez.

El 1 de mayo del 2015 se realizaron una serie de Narcobloqueos en los estados de Jalisco, Guanajuato, Colima y Michoacán de manera simultánea. En esta ocasión el poderío del Cartel Jalisco Nueva Generación en armamento y logística fue mostrado al enfrentar de manera directa al Ejército y derribar uno de sus helicópteros.

El concepto de narcoterrorismo fue amoldado e introducido por primera vez en 1983 por el entonces presidente peruano Belaunde Terry, para catalogar como terroristas las agresiones en contra de los cuerpos policiacos que combatían al narcotráfico. En el año de 1985, el fenómeno recibió mucha mayor atención, cuando el cártel de Medellín se asoció con el grupo rebelde "M-19" para atacar la Suprema Corte en Bogotá, Colombia, intentado así evitar la extradición de varios líderes de los cárteles del país hacia Estados Unidos”. (NVI Noticias, 2010)

La realidad es que “Los carteles –del narcotráfico– de manera creciente usan tácticas terroristas estilo militar para atacar a las fuerzas de seguridad (de México)”, según sentenció en su momento el informe del gobierno de Barack Obama en su capítulo dedicado al caso de México.

A pesar de ser negado de manera categórica por el gobierno de nuestro país, los hechos acontecidos el jueves 17 de octubre del año en curso en la ciudad de Culiacán, Sinaloa despejaron cualquier duda de la existencia del Narcoterrorismo en territorio mexicano. Las fuerzas federales del estado mexicano se vieron rebasadas por grupos que conforman al Cartel de Sinaloa, en esta ocasión por la detención de uno de sus lideres e hijo de Joaquín Guzmán Loera, Ovidio Guzmán López, a quien liberaron horas más tarde por órdenes superiores al verse amenazada la seguridad y vidas de la población culiacanense. Las fuerzas del orden fueron amenazadas y sometidas debido a la violencia extrema con el uso de armamento de alto calibre y la gran cantidad de miembros del Cartel de Sinaloa, pero sobre todo ya que estos estaban dispuestos a agredir de manera directa a la población civil y a las familias de nuestros valientes miembros del ejercito mexicano.


Para mayor información:

Excelcior “Balaceras provocan pánico en Culiacán, Sinaloa”

Animal Político “Balaceras y bloqueos en Culiacán por la detención del hijo del Chapo”

La Jornada “Después de enfrentamientos, liberan a hijo de "El Chapo" en Culiacán”

El Sol de México “[Videos] Culiacán se convierte en zona de guerra por balaceras”

El Financiero “17 de octubre, aquel jueves que Culiacán (y México) no olvidarán”


A continuación, les brindamos parte del Artículo 139 del Código Penal Federal el cual enuncia que: “A quien utilizando sustancias tóxicas, armas químicas, biológicas o similares, material radioactivo, material nuclear, combustible nuclear, mineral radiactivo, fuente de radiación o instrumentos que emitan radiaciones, explosivos, o armas de fuego, o por incendio, inundación o por cualquier otro medio violento, intencionalmente realice actos en contra de bienes o servicios, ya sea públicos o privados, o bien, en contra de la integridad física, emocional, o la vida de personas, que produzcan alarma, temor o terror en la población o en un grupo o sector de ella, para atentar contra la seguridad nacional o presionar a la autoridad o a un particular, u obligar a éste para que tome una determinación.”

Después de analizar dicho artículo podemos concluir que los Carteles del Narcotráfico en México utilizan de manera sistemática el terrorismo con la finalidad de sembrar terror en la población, grupos rivales y a la autoridad, así como forzar la toma de decisiones de las autoridades que les favorezcan el desarrollo de sus operaciones ilícitas.

A pesar de ser una realidad diaria en nuestro país, el Narcoterrorismo no se encuentra tipificado como delito dentro de ningún ordenamiento dentro de la legislación mexicana. La creación de dicho tipo penal tal vez sería una herramienta adicional para combatir la violencia en nuestro territorio y sobre todo dimensionar la gravedad del problema. Es tiempo de abrir los ojos y reconocer la realidad…..en México existe el Narcoterrorismo.

¿Me echas una mano compartiendo este post?